El potencial del capital privado y las finanzas verdes

El sector privado, incluyendo la industria financiera, desempeña un papel clave en la lucha por un futuro más amigable con el medio ambiente. En los próximos años, la inversión estratégica en tecnologías, infraestructuras y empresas resultará crítica en la transición hacia una economía resistente al cambio climático y eficiente en su uso de recursos de bajas emisiones de carbono.

El término “finanzas verdes” se utiliza para referir inversiones destinadas a proyectos,  iniciativas y políticas que promueven el desarrollo  de una economía sostenible.  Un ejemplo claro es la agricultura. A nivel global, México es el tercer productor de agricultura orgánica, en tan sólo unos años la producción creció de 25 mil a 400 mil hectáreas con más de un 80% destinado a la exportación de acuerdo a estudios del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias para el Desarrollo Rural Integral (CIIDRI) de la Universidad de Chapingo. El potencial es innegable.

 

Los presupuestos públicos han sido tradicionalmente una fuente importante de financiación de la infraestructura verde. Sin embargo dichas inversiones requieren llevarse a cabo en el largo plazo y, teniendo en cuenta las diversas presiones ejercidas sobre las finanzas públicas, para lograr una efectiva transición hacia una economía verde resulta indispensable la inversión privada a gran escala.

 

Existen diversas formas de ayudar a movilizar capital privado hacia inversiones verdes incluyendo:

 

– Mejora de gestión de riesgos ambientales en el sector financiero

– Mayor flujo de información

– Eliminación de obstáculos del mercado

– Promoción de la innovación

 

Además, proporcionar incentivos adecuados y garantizar la coherencia entre las políticas financieras y de desarrollo sostenible en general también resulta vital para ayudar al crecimiento del sector. En el caso de México, según la consultora Green Momentum, la industria de tecnología limpia podría alcanzar un valor de 180 millones de dólares. Para garantizar su desarrollo, el gobierno desempeña un papel clave en el fortalecimiento de los marcos de políticas nacionales que catalicen y movilicen la financiación privada y la inversión en apoyo del crecimiento verde.

 

 

 

 

 

También podría interesarte